Deliciosos Gipfeli: Aprende a hacer croissants caseros

Introducción

Los croissants son uno de los panes más populares del mundo. Su textura delicada y suave sabor a mantequilla los hacen perfectos para cualquier ocasión. Sin embargo, muchos piensan que hacer croissants en casa es complicado y requiere mucho tiempo. Pero con esta receta de Gipfeli, podrás disfrutar de croissants caseros deliciosos en poco tiempo.

Esta receta es para 12 croissants y tarda aproximadamente 2 horas en prepararse y 15 minutos en hornear.

Ingredientes

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 10 gramos de sal
  • 50 gramos de azúcar
  • 25 gramos de levadura fresca
  • 250 ml de leche
  • 200 gramos de mantequilla sin sal
  • 1 huevo batido para el glaseado

Proceso de elaboración

  1. En un tazón grande, mezcla la harina, la sal y el azúcar. Añade la levadura fresca y mezcla bien.
  2. Agrega la leche tibia y mezcla hasta que la masa esté suave y elástica.
  3. Coloca la masa en un tazón engrasado y cúbrela con papel film. Deja que la masa repose en un lugar cálido durante una hora.
  4. Mientras tanto, coloca la mantequilla entre dos hojas de papel de hornear y aplástala con un rodillo. Debe tener un grosor de aproximadamente 1 cm.
  5. Coloca la mantequilla en el refrigerador durante 30 minutos.
  6. Saca la masa del tazón y colócala sobre una superficie enharinada. Extiéndela en un rectángulo de aproximadamente 1 cm de grosor.
  7. Coloca la mantequilla en el centro de la masa y dobla la masa sobre la mantequilla, sellando los bordes.
  8. Extiende la masa y dobla en tres partes, como si estuvieras doblando una carta. Gira la masa 90 grados y repite el proceso dos veces más.
  9. Cubre la masa con papel film y refrigera durante 30 minutos.
  10. Extiende la masa en un rectángulo de 5 mm de grosor y corta triángulos de 12 cm de ancho en la base.
  11. Enrolla los triángulos desde la base hasta la punta, formando una forma de media luna.
  12. Coloca los croissants en una bandeja para hornear forrada con papel de hornear y deja que repose durante 15 minutos.
  13. Pre-calienta el horno a 200°C.
  14. Pinta los croissants con huevo batido y hornea durante 15 minutos o hasta que estén dorados.
  15. Sirve caliente y disfruta.

Conclusión

Ahora que sabes cómo hacer Gipfeli, puedes disfrutar de croissants caseros en cualquier momento. Aunque son una delicia, es importante recordar que los croissants son altos en calorías y grasas. Por lo tanto, es importante consumirlos con moderación y como parte de una dieta equilibrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio