Consejos para reducir los efectos del consumo de carne roja

By : | 0 Comments | Categoría : Alimentos peligrosos

Consejos para reducir los efectos del consumo de carne roja

Se ha generado una gran polémica desde que la OMS anunciara que la presencia de grasas “malas” en la carne roja y , en especial, en la procesada favorece la aparición de células cancerigenas. ¿La solución? Limitar su toma -los expertos aconsejan consumir carne roja no más de 2 veces por semanas- y frenar sus efectos nocivos con estos consejos.

Motivos de peso para tomarlo enserio

  • Las grasas “malas” debilitan la flora intestinal y aumentan el riesgo de cancer.
  • Ciertos conservantes de la carne procesada incrementan la  probabilidad de cáncer de estómago y esófago.
  • En la cocción de la carne grasa y el ahumado del pescado, se generan tóxicos de acción cancerígena.

Rúcula y tomate, en tus bocadillos y montaditos

Para reducir el impacto de las grasas y de los conservantes presentes en los embutidos, combínalos con vegetales ricos en fibra y en vitamina C: rúcula y tomate; canónigos y nueces; lechuga, apio y manzana, etc. Apostar por los embutidos curados -jamón, lomo, etc.- y los que se venden en piezas íntegras cocidas (pierna, pechuga, etc.), como el jamón york y el pavo, es otra excelente medida.

Elige pan integral con semilla

Para aproximarte a los 30g de fibra que se aconseja tomar al día, te recomendamos acompañar la comida y la cena de una ensalada variada y de pan integral amasado con semillas. La fibra presente en estos alimentos, aparte de limitar la absorción de lípidos, previene el cancer de colon, dado que protege la flora intestinal, que se desequilibra después de comer carne roja o derivados cárnicos.

efectos del consumo de carne roja

Aliños a base de zumo de limón y perejil

Si abusas de los ahumados de la carne a la barbacoa o frita a altas temperaturas, conviene aumentar los depósitos de vitamina C y de clorofila. Estos antioxidantes neutralizan algunas de las sustancias potencialmente cancerígenas que se generan en esos procesos de cocción y conservación, frenando el riesgo de cancer de estómago y de esófago. Consíguelo preparando aliños con zumo de limón, perejil picado y aceite de oliva virgen.

Carne procesada mejor con salsa de yogur

Cada porción de 50g de carne procesada al día -los expertos aconsejan no consumir más de 50g a la semana- aumenta en un 18% el riesgo de cáncer de colon. Para frenarlo, es buena idea acompañar de los frankfurts, las hamburguesas envasadas, las salchichas, etc. con una salsa de a base de yogur, ajo , menta, zumo de limón y aceite de oliva. Esta receta pro y prebiótica refuerza la flora intestinal, clave en la prevención de este tumor.

La carne sometida a un proceso industrial es la que provoca un mayor riesgo de cáncer. Y no sólo por su aporte en grasas “malas”.

Conservantes: Para prevenir el crecimiento de gérmenes y avivar su color, la industria emplea nitritos y nitratos (E-250 Y E-252). Si bien el uso de esos conservantes está justificado -se alarga su conservación y garantiza la seguridad del alimento-, en grandes dosis, pueden generar sustancias potencialmente cancerígenas.

En la carnicería: Compra piezas magras al corte y da preferencia a la carne de ave, y dentro de la roja, al cordero, al potro y al cerdo ibérico. Si quieres carne picada pra hamburguesas, albondigas, etc, pide que te la piquen delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *